NUESTRAS EXPERIENCIAS CON LAS NAVES DE OT

Cuando recibí la visión original en marzo de 1982, la parte que fue la más difícil para mí de aceptar fue cuando vi las grandes naves espaciales llenando el cielo y los grupos en tierra siendo guiados hacia arriba en ellas. Entonces la escena cambió y me experimenté de pie cerca de una ventanilla de observación en una de esas naves y observando el Cambio de Polos delante de mí.

En ese momento, nunca había mirado a las estrellas e imaginado que yo era de “por ahí afuera en alguna parte”. Nunca me habían interesado los OVNIS y leía muy poco de ciencia ficción. Sin embargo, las naves fueron tan reales para mí como cualquier otra parte de la visión, así que no podía negarlas selectivamente. Intenté hablar sobre ellas con personas que conocía, pero su lenguaje corporal me dijo que se sentían amenazados por esas cosas, así que lo dejé todo “en espera” hasta que pudiera averiguar más.

Mi primera experiencia con una nave, que se visualizó para mi personalmente, fue el 31 de mayo de 1986. Se me pidió que fuera a un lugar que estaba a unas dos horas en coche de donde yo vivía. Se suponía que tenía que encontrar un lugar determinado y se me dijo que sabría que había encontrado el lugar correcto por medio de una “muestra de presencia” dentro de los 20 minutos después de haber llegado allí.

Encontré el lugar y estacioné el coche de manera que estuviera encarando al grupo de edificios que tenía frente a mí. Miré mi reloj y exactamente 20 minutos más tarde, una nube en forma-de-nave apareció repentinamente frente a mí en el cielo, por lo demás despejado. En el viaje de regreso a casa, fui obsequiada con una especie de paisaje nuboso, con dos nubes en forma-de-delfín colocadas a los lados de una gran nave nube. Tenía a alguien conmigo en el coche y ambos vimos todas las nubes que he descrito.

En septiembre de 1986, me dijeron que mi “conexión espacial” entraría oficialmente en mi vida en abril de 1987. Tanto sucedió en los meses intermedios (todo lo cual me habían dicho que sucedería) que me olvidé por completo de ello.

En la tarde del 25 de abril de 1987, estaba descansando y dos hombres se me aparecieron, ambos vestidos con trajes de salto amarillos. El primer hombre me habló telepáticamente y me dijo que vendría a mi vida a finales de junio. Apareció de nuevo el 30 de junio y me dijo que era Señor Michael Andronicus del Sistema Estelar Sirio. Me visitó diariamente durante todo el verano y hasta el otoño de 1987; ocasionalmente me habló después de eso cuando fue particularmente relevante para él hacerlo.

(No supe quién era el segundo hombre hasta el 20 de diciembre de 2008, cuando supe que era Señor Michael Adir del Sistema Estelar Sirio. Ahora estoy casada con su aspecto 3D y espero que estemos juntos durante el resto de Operación Terra y más allá.)

A principios del verano de 1987, se me pidió que subiera a la cima de Sun Mountain (una montaña algo grande en las estribaciones cerca de Santa Fe) y cuando llegué a la cima una hora más tarde, me dieron una gran “muestra de presencia”. El cielo estaba perfectamente claro y sin nubes, y se me dirigió para que me sentara y mirara hacia cualquier dirección que yo eligiera. Elegí mirar hacia las Montañas Jemez, la cadena montañosa que está al oeste de Santa Fe.

Tan pronto como me puse cómoda donde estaba sentada, una armada entera de naves parpadeó encendido simultáneamente. Un minuto estaba el cielo claro; al siguiente minuto estaban todas allí. Digo que “parpadearon encendido” porque eso es lo que me pareció a mí. Era como si un interruptor estuviera volteado y de repente todas estuvieran visibles, todas al mismo tiempo. No había nada gradual en ello.

Las naves estaban rodeadas por un escudo de ionización que hacía que el vapor de agua en el aire se condensara y formara una capa de nube alrededor de ellas; para mí, parecían nubes en forma-de-nave. Las conté. Eran 76 y pensé: “El Espíritu de ‘76,” que para mí (como estadounidense) se refiere a una actitud de autodeterminación y libertad individual. Tan pronto como tuve este pensamiento, aproximadamente un tercio de las naves parpadeó apagado de nuevo y desapareció totalmente. ¡Estas no eran nubes ordinarias!

Entonces, desde su percha en un árbol cercano, un cuervo voló hacia el espacio frente a mí, sobre la ciudad que yacía debajo de donde yo estaba sentada. Mientras seguía su línea de vuelo, me sorprendió ver otra nave formándose a mis pies. Era larga y cilíndrica y había sido totalmente invisible. (La forma en que se hizo visible fue muy similar a las escenas de “desenmascaramiento” que luego vi en la televisión, en Star Trek: La nueva generación.)

La nave era inicialmente transparente. Gradualmente adquirió más color y sustancia hasta convertirse en un objeto translúcido verdoso. Parecía que tenía por lo menos 2½ millas de longitud y estaba flotando sobre la ciudad, pero estaba por debajo de la altitud de donde yo estaba sentada. Tan pronto como lo había visto claramente y reconocí lo que era lo que estaba viendo, comenzó a desvanecerse hasta que fue totalmente invisible de nuevo.

(Esto era similar al efecto reóstato que uno ve en los interruptores de luz que le permiten a uno girar gradualmente la intensidad de la luz hacia arriba o hacia abajo, sólo que en este caso la visibilidad/opacidad de la nave estaba siendo girada hacia arriba y hacia abajo.)

La siguiente “muestra” fue un poco diferente. Se me dijo que condujera hacia Lamy, Nuevo México, y que parara cuando sintiera que tenía que pararme. Cuando sentí que debía pararme, me detuve a un lado del camino y esperé. De repente, un “torbellino” apareció frente a mí, al otro lado del camino desde donde me sentaba. La arena y las hojas que recogía se arremolinaban en forma cilíndrica, girando alrededor de un eje perfectamente vertical.

Podía ver claramente el EFECTO del vórtice que la nave estaba creando, pero no podía ver la nave misma, que permanecía invisible para mí. Era un cilindro, no un cono alargado (como un “remolino de polvo” o tornado), y permaneció donde estaba. No se movía por el suelo, como lo hacen los remolinos de polvo y los tornados. El campo implicado tenía paredes rectas y verticales, definidas por el diámetro de la nave.

Oí una voz en mi cabeza que decía: “Ve a casa y lee a Ezequiel”. Entonces el vórtice desapareció, así que fui a casa para leer a Ezequiel.

(He descubierto que la traducción de Lamsa de la Biblia es la interpretación más exacta de la lengua original — viene directamente del arameo, que precedió a la Septuaginta griega que forma la base de la mayoría de las versiones bíblicas que se imprimen hoy en día.)

En Ezequiel 1,4 leí: “Y miré y he aquí un torbellino que salía del norte, una gran nube, un fuego ardiente y un resplandor alrededor de ella, y de en medio de ella salía como una figura de en medio del fuego”.

(Más tarde descubrí que no era la única que pensaba que Ezequiel había visto una nave espacial. Joseph Blumrich, un antiguo empleado de la NASA, había publicado un libro titulado The Spaceships of Ezekiel (Las naves espaciales de Ezequiel) y R.L. Dione había publicado un libro titulado God Drives a Flying Saucer (Dios maneja un platillo volador). Dione había concluido que todas las “nubes”, “pilares de fuego” y “pilares de nube” mencionados en la Biblia eran realmente descripciones de naves espaciales y mis experiencias encajan con sus conclusiones. El Rev. Barry Downing llegó a conclusiones similares en su libro The Bible and Flying Saucers (La Biblia y los Platillos Voladores.)

Todos estos fueron suaves pasos pequeños que gradualmente me llevaron a una mayor aceptación de las naves espaciales y los seres de densidad-superior como parte de mi realidad y de mi vida. Sin embargo, las experiencias siguientes fueron verdaderamente “encuentros cercanos” para mí:

En la mañana del primer día de la Convergencia Armónica (16 de agosto de 1987), mi equipo de arriba me despertó de un sueño profundo y me dijo que saliera a ver el amanecer. Salí de mi puerta en ese momento mágico cuando el cielo apenas comienza a iluminarse en el horizonte.

Las tres estrellas del “cinturón de Orión” estaban alineadas verticalmente delante de mí y la luna creciente estaba encima de ellas. Miré a mi izquierda y allí estaba la nave de Señor Michael Andronicus, vestida de nube. Podía ver su forma claramente. Luego una pequeña nave exploradora surcó el cielo de izquierda a derecha, pasando entre la luna y la estrella superior del cinturón de Orión. Era Quaternicus, mi mentor de la Constelación Hydra, quien apareció de nuevo unos días después en mi patio trasero (vea abajo).

Me quedé allí por más de una hora mientras el cielo se iluminaba y se tornaba de matices hermosos de oro, rosa claro y rosa. La nave de Andronicus permaneció estable durante todo ese tiempo, en un cielo casi sin nubes. Cuando la experiencia pareció llegar a su fin, corrí hacia adentro a agarrar mi cámara y tomé la siguiente foto, justo cuando la nube que cubría la nave comenzaba a disiparse y desaparecer.

La nave de Señor Michael Andronicus, vestida en una nube.

En el segundo día de la Convergencia Armónica (17 de agosto de 1987), se me pidió que viera si podía “trasladarme” a la nave de Andronicus. Lo intenté, pero solo pude superar algunos de los “niveles” Lo intenté, pero solo pude superar algunos de los “niveles” en esa ocasión.

Me adentré lo suficiente en el proceso como para descubrir que la nave estaba VIVA y CONSCIENTE, y que la “tripulación” hizo una especie de “fusión mental” con la nave y entonces el grupo entero (la nave y las personas que eran sus pasajeros) se teletransportó a sí mismo a su destino. “El poder mental” era el único combustible necesario.

A pesar de que no podía transportarme físicamente hasta allí completamente, pude ver todas las características interiores con bastante claridad. El nivel superior era una rotonda para dormir, que contenía 30 recintos similar a una vaina que le daban a su ocupante privacidad y silencio completos; tenían compartimentos de almacenamiento debajo de ellos para guardar objetos personales. El nivel medio era donde se desarrollaba toda la actividad, incluyendo un área de descanso para la tripulación, áreas de almacenamiento, la oficina privada de Andronicus y el área de navegación. El nivel inferior era una especie de hangar para las naves exploradoras más pequeñas y podía albergar hasta 5 de ellas. He dibujado un esquema general sobre la foto y etiquetado cada sección para que pueda ver las formas de cada nivel más claramente.

Los tres niveles de la nave

Hubo muchas otras manifestaciones ese verano, puestas para mi beneficio personal y para el de los demás que estaban conmigo cuando ocurrieron, pero la experiencia que fue “mi momento de la verdad” ocurrió en agosto de 1987.

Fui despertada a las 4 a.m. y me pidió ir afuera, me parara en mi camino de entrada y mirara hacia el norte. Me quejé con algo así como, “¿No tienes nada mejor que hacer a las 4 a.m.? ¡Consíguete una vida!” Pero me puse la bata y me fui afuera de todos modos. Esperaba que ninguno de mis vecinos me viera y me preguntara por qué estaba yo ahí afuera a las 4 a.m., en mi camino de entrada, vestida solo con una bata y un camisón.

“Bien,” dije para orientarme, “este camino es el sur, así que este camino (dando la vuelta) es el norte.” Estaba mirando hacia la parte trasera de la casa que estaba detrás de la propiedad en la que estaba parada. Como la mayoría de las casas de Santa Fe, tenía un techo muy plano. De repente, una nave espacial se iluminó. Estaba flotando a 1,5 metros por encima de la casa. De su relación a la casa, parecía que tenía unos 6 metros de diámetro. Toda la nave estaba iluminada uniformemente, pero no emitía un brillo o un aura de luz a su alrededor. No había sombras ni características que yo pudiera discernir, y no había ningún haz de luz brillando sobre ella, así que parecía totalmente auto-luminosa. Podía verla claramente en relación con la casa y no había duda de lo que estaba viendo.

Cuando registré plenamente la escena entera, la luz parpadeó apagado de nuevo y no pude ver nada más, pero estaba totalmente convencida. A partir de ese momento, no tuve ninguna duda de que nuestras naves podrían aparecer en nuestra banda de frecuencia si quisieran, y que definitivamente eran “reales”. Aunque me dieron muchas más “muestras de presencia” después de esa, el único “siguiente paso” que me importaría sería cuando pudiera abordar físicamente una nave. Cualquier cosa menos tangible que eso solo sería un paisaje a lo largo del camino.

Después de eso, cada vez que veía naves, siempre aparecían en momentos significativos — momentos que tenían significado para mí (y para aquellos con los que estaba, cuando eso ocurría). A través de esas “muestras de presencia”, ellos parecían comunicar en silencio: “Recuerda esto. Estamos siempre contigo.” Creo que la razón por la que experimenté estas “muestras de presencia” fue probablemente para ayudarme a aceptar las naves como siendo reales y a confiar en lo que se me ha dicho y mostrado.

Un dibujo que hice de mi mentor Quaternicus, como él me apareció telepáticamente el 7 de agosto de 1987.

Un dibujo que hice de mi mentor Quaternicus, como él me apareció telepáticamente el 7 de agosto de 1987. Él es de la Constelación Hydra. Su gente ve con su superficie corporal entera y percibe hacia el espectro infrarrojo, lo que los hace navegantes excelentes para las naves. Su nave fue la que apareció por encima del techo de la casa de mi vecino a las 4 a. m., en agosto de 1987.

Todas las experiencias que he descrito anteriormente me han sucedido a mí personalmente. Doce años después, las Huestes me pidieron que entregara una serie de Mensajes de parte de ellos y el sitio de Operación Terra nació. Eventualmente, esto me puso en contacto con otros que también estaban teniendo sus propias experiencias con las naves de OT.

En el Mensaje, “A Través de la Gran División”, las Huestes confirmaron mi percepción previa de que las naves están vivas y utilizan una especie de fusión mental entre la nave y sus pasajeros para teletransportarse a su destinación deseada. También dicen que las naves tienen nombres, como nosotros. El hombre que llevará a cabo su papel de Comandante de la Flota Siriana cuando es el momento de que eso ocurra, ha tenido la amabilidad de compartir algunas de sus fotos personales de las naves que han aparecido para su beneficio, incluyendo una de su nave de mando, Jonathan.

Esta fue una “muestra de presencia” del 10 de enero de 2007

Esta fue una “muestra de presencia” del 10 de enero de 2007

Esta fue tomada el 7 de mayo de 2007.

Esta fue tomada el 7 de mayo de 2007. Observe la diferencia entre las navesnube lenticulares y las nubes cúmulos circundantes.

Este gran grupo de naves fue fotografiado el 23 de noviembre de 2007.

Este gran grupo de naves fue fotografiado el 23 de noviembre de 2007. Observe la capa de nubes cúmulos que están debajo y alrededor de las formas lenticulares. Esto es significativo en la comprensión de que estas son realmente naves, vestidas con una capa de ionización.

Estas fueron fotografiadas el 3 de diciembre de 2007. Él dibujó un óvalo alrededor de la nave que está justo por encima de la cordillera.

Estas fueron fotografiadas el 3 de diciembre de 2007. Dibujó un óvalo alrededor de la nave que está justo por encima de la cordillera, en el fondo.

Esta es su nave de mando, Jonathan, fotografiado el 3 de diciembre de 2007.

Esta es su nave de mando, Jonathan, fotografiado el 3 de diciembre de 2007. Jonathan es claramente distinto de las nubes cúmulos debajo de él y a la izquierda y a la derecha. Es considerablemente más grande que la nave de mando de Señor Michael Andronicus (arriba), pero todavía ustedes pueden observar algunas similitudes entre ellos.

Me envió un correo electrónico en junio de 2018 y me dijo que recientemente había tenido una gran muestra de presencia. Su nave de mando (Jonathan) también se mostró, lo que no había ocurrido desde 2007. Tanto él como yo sentimos que este fue un momento significativo en términos de lo que hay por delante para OT.

Varias otras personas me han enviado correos electrónicos para compartir sus propias experiencias con las naves. He seleccionado las siguientes imágenes para compartir con ustedes e intercalaré mis comentarios con los suyos. Sus comentarios se mostrarán en azul y los míos en blanco.

Querida Adonna,

Me tropecé con Operación Terra hace varios años y desde entonces he sido una ávida seguidora.

Cuando escribiste sobre las navesnube, realmente no me sorprendió porque vi una en octubre de 2006 cuando mi hermana y mi padre condujeron hasta México. Miré hacia arriba y vi esta masiva nave nodriza envuelta dentro de una nube. ¡Fue increíble! Se lo señalé a mi familia, pero ellos no pudieron verlo. Desgraciadamente, todavía están muy dormidos.

Adjunto la foto de la navenube en el horizonte lejano que fue tomada desde el automóvil.

Después hablé de ver esta navenube con un amigo que es un intuitivo y que hace canalizaciones. Confirmó que esta nave apareció ante mí y que se suponía que yo debía verla. ¡Wow! ¡Mi familia ET vino a saludar!

Gracias por su trabajo y por proveernos con estas hermosas actualizaciones de las Huestes del Cielo. La tripulación de tierra está lista y estamos esperando la llamada ¡para hacer el trabajo que hemos elegido hacer!

Bendiciones.

Navenube de octubre de 2006, México

Querida Adonna,

He disfrutado de tus libros y artículos a lo largo de los años, así como de seguir tu proceso y el de tus personas. Aunque no soy una de las personas de opterra, hay muchos “programas” paralelos que se están llevando a cabo y yo soy una parte de uno de ellos. Por alguna razón me sentí obligada a conectarme contigo después de leer tu último post, esta mañana. No estoy segura de por qué.

Compartiré contigo una foto que tomé hace 4,5 años en Barcelona. Había estado en los Pirineos Orientales “trabajando”. Estaba en un hotel del aeropuerto y me levanté muy temprano para mi vuelo. Como puede ver, hay varias formas de nubes. Lo realmente interesante es que, aunque no se puede ver aquí, estaban en formación. Tomé la foto temprano justo después de despertarme. Alrededor de una hora más tarde, cuando tomé el transporte al aeropuerto, los “discos” estaban todavía en esta formación y no se habían movido, pero todas las demás nubes se habían ido.

Navesnube sobre Barcelona, España, 2010

Hay diferentes tipos de seres aquí en este momento. Algunos de este sector/galaxia y algunos de otros universos. Este es un gran proyecto y hay relevancia para muchos. Además, algunos de los que están aquí, están aquí porque ya han hecho algo similar antes. Ellos están aquí para ofrecer su experiencia y maestría a esta situación particular.

También hay muchos seres espirituales (seres que normalmente no se encarnan en forma física para expandir su conciencia y hacer lo que hacen). Un número sin precedentes de esos seres están en forma física ahora y para la mayor parte no será una parte a largo plazo del aspecto físico del proyecto. Incluso algunos de los seres del tipo material que están aquí, están aquí por apoyo en lugar de por habitación.

Para mí, esta es una asignación especial y no mi hogar a largo plazo. Los programas paralelos a los que me refiero son TODOS los seres que están aquí para apoyar esta nueva expresión de principio a fin. El trabajo de base comenzó hace MUY largo tiempo (tiempo terrestre) con semillas de conciencia plantadas para apoyar la preparación para este nuevo mundo que se está creando. Continúan habiendo muchas capas de apoyo que facilitan la promulgación del NUEVO. Y ese será el caso durante muchos años por venir.

Su referencia a la diversidad de seres involucrados en “esta nueva expresión” (a la que OT se refiere como la nueva Creación) encaja con algunas de las experiencias que he tenido al entrar en contacto con personas que están “en préstamo” para Operación Terra. Su referencia a “muchos años por venir” concuerda con la información que me han dado sobre el tiempo que los evacuados pasarán en Medio Camino (aproximadamente 20-25 años), preparándose para colonizar Terra.

El tipo de naves que se muestran en su foto son las que suelo ver, en lugar de las formas lenticulares que otras personas fotografían tan a menudo. Su comentario acerca de que las otras nubes se movían y las naves permanecían inmóviles fue un fenómeno típico en muchas de las experiencias que he tenido.

La siguiente foto fue tomada el 20 de febrero de 2016 (alrededor de las 2:00 p.m.), por encima la parte noreste de Seúl, Corea del Sur. Observe la diferencia en las formas entre el apilamiento ascendente de navesnube en el centro de la foto y el grupo de nubes cúmulos ordinarios alineados en el horizonte en el borde inferior de la foto.

Navesnube sobre Seúl, Corea del Sur, fotografiadas el 20 de febrero de 2016

Otra lectora me envió la siguiente foto en un correo electrónico fechado el 23 de marzo de 2018:

Tuve una extraña experiencia con una nube, fue hace unos meses. Eran las 4:35 p.m. Salí del supermercado y crucé la calle y en ese momento vi una gran nube en el cielo en forma de disco. Comenzó a expandirse y de repente un destello, pensé que era un trueno, pero no había sonido. Estaba claro alrededor, el cielo azul y el sol brillante. Tuve la impresión de que yo era la única persona que lo miraba. Cuando terminé de cruzar la calle, tomé una foto. Tenía más fotos, pero estaban dentro de otro teléfono celular que ya no respondía. Estoy adjuntando la foto que pude salvar.

Realmente no sé si es una de “nuestras naves” o una nube ordinaria y no relacionada con todo esto. Solo quería compartirlo contigo.

Quería tener una imagen más panorámica, pero la nube era demasiado grande (cruzaba dos calles) y su altura demasiado baja; me era imposible capturarla en su totalidad. Este evento fue en Puerto Vallarta, Jalisco, México. Hora: 4:36 de la tarde (lo puse en una nota).

Continuamente veo un punto de luz luminoso en el cielo; es como una estrella, pero aumenta y disminuye su luz. Desaparece y reaparece.

Navenube sobre Puerto Vallarta, México

La siguiente foto fue tomada a las 4 p.m., el sábado 10 de marzo de 2018 en el Desert Vista RV Park, cerca de Deming, Nuevo México. La persona que me la envió dijo:

[Mi esposo] sintió que era una nave espacial y yo también. Pensé: “¡Siiiiii! Están aquí.”

Navenube sobre el Desert Vista, cerca de Deming, Nuevo México (EE.UU.)

La siguiente foto fue tomada a las 8:20 a.m., el 2 de abril de 2018, en Tucson, Arizona. Las naves son del tipo que veo más a menudo.

Navesnube sobre Tucson, Arizona (EE.UU.) a las 8:20 a.m., el 2 de abril de 2018

Como vi en la visión original en 1982, la evacuación tendrá lugar en una época de agitación extrema y caos — un desmoronamiento fundamental de la sociedad a una base global, puntuado por cambios cataclísmicos de la tierra y tensiones y miedo crecientes en todas partes.

El final para todo ese drama incluirá la evacuación de los que se dirigen a Terra en este momento. Ahora nos estamos acercando a ese tiempo y mientras las cosas parecen que se están desintegrando y el miedo y el caos se están incrementando a su alrededor, les pido que recuerden permanecer calmados y centrados y que sepan que nunca están solos.

Paz y bendiciones,
Sara/Adonna/Oriole

© Derechos de autor 1999-2025 Celestial Way

La nave de Señor Michael Andronicus, vestida en una nube.
Los tres niveles de la nave
Un dibujo que hice de mi mentor Quaternicus, como él me apareció telepáticamente el 7 de agosto de 1987.
Esta fue una “muestra de presencia” del 10 de enero de 2007
Esta fue tomada el 7 de mayo de 2007.
Este gran grupo de naves fue fotografiado el 23 de noviembre de 2007.
Estas fueron fotografiadas el 3 de diciembre de 2007. Él dibujó un óvalo alrededor de la nave que está justo por encima de la cordillera.
Esta es su nave de mando, Jonathan, fotografiado el 3 de diciembre de 2007.
Navenube de octubre de 2006, México
Navesnube sobre Barcelona, España, 2010
Navesnube sobre Seúl, Corea del Sur, fotografiadas el 20 de febrero de 2016
Navenube sobre Puerto Vallarta, México
Navenube sobre el Desert Vista, cerca de Deming, Nuevo México (EE.UU.)
Navesnube sobre Tucson, Arizona (EE.UU.) a las 8:20 a.m., el 2 de abril de 2018

Logotipo de Operación Terra
La nave de Señor Michael Andronicus, vestida en una nube.
Los tres niveles de la nave
Un dibujo que hice de mi mentor Quaternicus, como él me apareció telepáticamente el 7 de agosto de 1987.
Esta fue una “muestra de presencia” del 10 de enero de 2007
Esta fue tomada el 7 de mayo de 2007.
Este gran grupo de naves fue fotografiado el 23 de noviembre de 2007.
Estas fueron fotografiadas el 3 de diciembre de 2007. Él dibujó un óvalo alrededor de la nave que está justo por encima de la cordillera.
Esta es su nave de mando, Jonathan, fotografiado el 3 de diciembre de 2007.
Navenube de octubre de 2006, México
Navesnube sobre Barcelona, España, 2010
Navesnube sobre Seúl, Corea del Sur, fotografiadas el 20 de febrero de 2016
Navenube sobre Puerto Vallarta, México
Navenube sobre el Desert Vista, cerca de Deming, Nuevo México (EE.UU.)
Navesnube sobre Tucson, Arizona (EE.UU.) a las 8:20 a.m., el 2 de abril de 2018
La nave de Señor Michael Andronicus, vestida en una nube.
Los tres niveles de la nave
Un dibujo que hice de mi mentor Quaternicus, como él me apareció telepáticamente el 7 de agosto de 1987.
Esta fue una “muestra de presencia” del 10 de enero de 2007
Esta fue tomada el 7 de mayo de 2007.
Este gran grupo de naves fue fotografiado el 23 de noviembre de 2007.
Estas fueron fotografiadas el 3 de diciembre de 2007. Él dibujó un óvalo alrededor de la nave que está justo por encima de la cordillera.
Esta es su nave de mando, Jonathan, fotografiado el 3 de diciembre de 2007.
Navenube de octubre de 2006, México
Navesnube sobre Barcelona, España, 2010
Navesnube sobre Seúl, Corea del Sur, fotografiadas el 20 de febrero de 2016
Navenube sobre Puerto Vallarta, México
Navenube sobre el Desert Vista, cerca de Deming, Nuevo México (EE.UU.)
Navesnube sobre Tucson, Arizona (EE.UU.) a las 8:20 a.m., el 2 de abril de 2018

La nave de Señor Michael Andronicus, vestida en una nube.
Los tres niveles de la nave
Un dibujo que hice de mi mentor Quaternicus, como él me apareció telepáticamente el 7 de agosto de 1987.
Esta fue una “muestra de presencia” del 10 de enero de 2007
Esta fue tomada el 7 de mayo de 2007.
Este gran grupo de naves fue fotografiado el 23 de noviembre de 2007.
Estas fueron fotografiadas el 3 de diciembre de 2007. Él dibujó un óvalo alrededor de la nave que está justo por encima de la cordillera.
Esta es su nave de mando, Jonathan, fotografiado el 3 de diciembre de 2007.
Navenube de octubre de 2006, México
Navesnube sobre Barcelona, España, 2010
Navesnube sobre Seúl, Corea del Sur, fotografiadas el 20 de febrero de 2016
Navenube sobre Puerto Vallarta, México
Navenube sobre el Desert Vista, cerca de Deming, Nuevo México (EE.UU.)
Navesnube sobre Tucson, Arizona (EE.UU.) a las 8:20 a.m., el 2 de abril de 2018

La nave de Señor Michael Andronicus, vestida en una nube.
Los tres niveles de la nave
Un dibujo que hice de mi mentor Quaternicus, como él me apareció telepáticamente el 7 de agosto de 1987.
Esta fue una “muestra de presencia” del 10 de enero de 2007
Esta fue tomada el 7 de mayo de 2007.
Este gran grupo de naves fue fotografiado el 23 de noviembre de 2007.
Estas fueron fotografiadas el 3 de diciembre de 2007. Él dibujó un óvalo alrededor de la nave que está justo por encima de la cordillera.
Esta es su nave de mando, Jonathan, fotografiado el 3 de diciembre de 2007.
Navenube de octubre de 2006, México
Navesnube sobre Barcelona, España, 2010
Navesnube sobre Seúl, Corea del Sur, fotografiadas el 20 de febrero de 2016
Navenube sobre Puerto Vallarta, México
Navenube sobre el Desert Vista, cerca de Deming, Nuevo México (EE.UU.)
Navesnube sobre Tucson, Arizona (EE.UU.) a las 8:20 a.m., el 2 de abril de 2018
La nave de Señor Michael Andronicus, vestida en una nube.
Los tres niveles de la nave
Un dibujo que hice de mi mentor Quaternicus, como él me apareció telepáticamente el 7 de agosto de 1987.
Esta fue una “muestra de presencia” del 10 de enero de 2007
Esta fue tomada el 7 de mayo de 2007.
Este gran grupo de naves fue fotografiado el 23 de noviembre de 2007.
Estas fueron fotografiadas el 3 de diciembre de 2007. Él dibujó un óvalo alrededor de la nave que está justo por encima de la cordillera.
Esta es su nave de mando, Jonathan, fotografiado el 3 de diciembre de 2007.
Navenube de octubre de 2006, México
Navesnube sobre Barcelona, España, 2010
Navesnube sobre Seúl, Corea del Sur, fotografiadas el 20 de febrero de 2016
Navenube sobre Puerto Vallarta, México
Navenube sobre el Desert Vista, cerca de Deming, Nuevo México (EE.UU.)
Navesnube sobre Tucson, Arizona (EE.UU.) a las 8:20 a.m., el 2 de abril de 2018

Logotipo de Operación Terra
La nave de Señor Michael Andronicus, vestida en una nube.
Los tres niveles de la nave
Un dibujo que hice de mi mentor Quaternicus, como él me apareció telepáticamente el 7 de agosto de 1987.
Esta fue una “muestra de presencia” del 10 de enero de 2007
Esta fue tomada el 7 de mayo de 2007.
Este gran grupo de naves fue fotografiado el 23 de noviembre de 2007.
Estas fueron fotografiadas el 3 de diciembre de 2007. Él dibujó un óvalo alrededor de la nave que está justo por encima de la cordillera.
Esta es su nave de mando, Jonathan, fotografiado el 3 de diciembre de 2007.
Navenube de octubre de 2006, México
Navesnube sobre Barcelona, España, 2010
Navesnube sobre Seúl, Corea del Sur, fotografiadas el 20 de febrero de 2016
Navenube sobre Puerto Vallarta, México
Navenube sobre el Desert Vista, cerca de Deming, Nuevo México (EE.UU.)
Navesnube sobre Tucson, Arizona (EE.UU.) a las 8:20 a.m., el 2 de abril de 2018